El Club
de los Onironautas


VIAJES ASTRALES

Muchas preguntas nos han hecho acerca de los viajes astrales o el desdoblamiento astral. Como existe mucha confusión al respecto, especialmente sobre si los sueños lúcidos son lo mismo o no que el famoso viaje astral, hemos elaborado este artículo para compartir nuestra experiencia con todos y, si es posible, despejar estas dudas. Veremos si podemos cumplir este objetivo.

***

En la correspondencia antigua del "Club de los Onironautas" y en el Foro Mundial de Onironautas se pregunta frecuentemente acerca de la relación entre Sueños Lúcidos y Viajes Astrales. La respuesta es muy simple: estamos hablando exactamente del mismo fenómeno pero empleando términos distintos.

De todas formas, hagamos algunas matizaciones. Algunas personas hablan del "viaje" o "desdoblamiento astral" como de una situación en la que "algo" (nosotros, como entidad psíquica) se desprende o separa de otro "algo" (el cuerpo de carne, hueso y pellejo). En realidad esto ocurre siempre que nos sumergimos en el sueño fisiológico, o sea, cuando el cuerpo se duerme. Quiere decirse que los sueños son "viajes astrales" o como se prefiera llamarlos. Aunque si hablamos de "sueño lúcido" queremos decir que estando en el "mundo onírico" nos damos cuenta del hecho de estar allí, mantenemos la lucidez, somos conscientes de ello (en mayor o menor grado) y, por tanto, podemos movernos a voluntad (a derecha, izquierda, arriba, abajo..., incluso dirigirnos a lugares concretos (al menos a la parte onírica de ese lugar o a su dimensión paralela).

Conviene saber que algunas veces se describe el fenómeno de ver el cuerpo físico acostado en la cama. Esto es muy fácil de experimentar si sabemos como efectuar la salida de nuestro cuerpo de manera consciente y voluntaria (algo que se produce de todas maneras cuando nos quedamos dormidos, aunque seguramente sin conciencia o lucidez de ello). Os contaré mi primera experiencia personal al respecto. Fue totalmente involuntaria:

Ocurrió hace ya bastantes años. Estaba durmiendo una siestecita sobre las tres de la tarde pero con la idea de no dormir demasiado porque tenía que ir al colegio. Finalmente debí quedarme casi totalmente dormido cuando sentí que llamaban a la puerta. Me incorporé en la cama, algo sobresaltado y, delante de mis ojos tenía una escena singular. Resulta que estaba viendo, a escasos centímetros de mi, mis propios pies, calzados con las zapatillas de lona azul que efectivamente tenía puestas. La visión era extraña para mi pues no recordaba haberme visto los pies desde tan cerca. De hecho me parecía imposible que mis ojos pudieran estar tan cerca de mis pies. Algo confundido miro hacia atrás y ¿qué creeis que vi?... ¡Mi propio cuerpo, con los ojos cerrados y la boca entreabierta!. Confieso que me asusté e inmediatamente me desperté.

Luego esa experiencia la he repetido voluntariamente muchas veces, porque la clave es muy sencilla y os la voy a explicar lo mejor que pueda

PRÁCTICA DE DESDOBLAMIENTO ASTRAL CONSCIENTE Nº 1

Tan sólo se trata de ser consciente del mismo proceso de dormirse. O sea, observar atentamente (pero muy relajadamente, claro) como el cuerpo se va durmiendo. Hay un instante realmente mágico en que uno puede separarse de su cuerpo a voluntad. Es el momento en que uno ni está despierto ni dormido totalmente (una frontera muy sutil). En ese momento precios uno DEBE LEVANTARSE. Así como suena: LEVANTARSE. Debe uno sentirse como algo sutil y vaporoso incorporándose. Pero haciéndolo realmente... pues no se trata de imaginar nada. Si uno se levanta en el momento preciso entonces se produce voluntariamente lo que de todas formas iba a producirse espontaneamente (la separación del cuerpo físico y de la psiquis). Una vez que nos hemos levantado sí podemos mirar hacia la cama (y os advierto que la primera vez la impresión es realmente fuerte)... veremos a alguien durmiendo en nuestra cama y ¡oh sorpresa!... si, somos nosotros (más bien nuestro cuerpo).

Desde luego, verse directamente el cuerpo desde esa perspectiva es totalmente distinto a verse en un espejo. Es una experiencia inolvidable. De hecho, lo habitual es que debido a la impresión despertemos inmediatamente. Luego podremos experimentar una segunda realidad onírica: si cuando nos separamos voluntariamente de nuestro cuerpo físico queremos flotar en el aire... veremos que podemos hacerlo. Basta con dar un saltito con esa intención (como Supermán despegando) y estaremos flotando maravillosamente en el aire.

La primera vez que recuerdo realizar conscientemente ese acto de flotar fue muy gracioso. Di un salto, pero no debí calcular muy bien porque atravesé el techo y me encontré al aire libre, en la calle, sobre el tejado de mi casa. También me asusté un poco pero luego vi que aquello era estupendo Así que ya tenemos una tercera experiencia básica: el acto de atravesar una pared estando fuera del cuerpo físico. Produce una sensación espectacular. Atravesar un sólido me recuerda a algo así como atravesar una pared de merengue. Te produce la sensación de estar atravesando "algo", incluso se oye una especie de crujido leve y ¡voalá!... estás al otro lado.

Así que esta es la clave... no la olvideis y practicadla hasta que capteis toda su maravillosa simplicidad.

Desde entonces me encanta salirme de mi cuerpo a voluntad.

¿¿¿¡¡¡¡¡PELIGROSO!!!!????

A mucha gente le encanta escribir y hablar sobre lo que no sabe. He escuchado a bastantes personas llenas de teorías, miedos y supercherías acerca de este tema. En el fondo me dan lástima porque hablan de lo que no saben y les gusta llenar las cabezas ajenas de sus propios traumas, dogmas, creencias y miedos. Pero el mundo es muy ancho y caben todas las creencias que querais asumir.

Todos nos salimos de nuestro cuerpo cuando éste duerme plácidamente y viajamos por el infinito mundo onírico, esa dimensión paralela maravillosa de la que somos ciudadanos tanto como del mundo físico. Finalmente, cuando el cuerpo ha dormido bastante o se despierta.... volvemos a estar metidos de alguna forma dentro de él. Sólo una vez en toda la vida no regresaremos.... pero eso, como digo, sucederá inevitablemente una vez.

He oido cosas tan curiosas como que alguien extraño puede meterse en nuestro cuerpo mientras estamos fuera. Jamás he visto tal cosa. Nuestra psiquis (nosotros) estamos perfectamente unidos a nuestro cuerpo por un lazo que sólo se ha de cortar cuando nos toque morirnos. Esas cosas sólo ocurren a aquellos infortunados que hacen todo lo posible para que su cuerpo sirva de vehículo a entidades ajenas y que se afanan en esa nada recomendable práctica del mediumnismo. Pero eso es otra historia...

Siempre regresamos a nuestro cuerpo cuando este se despierta. De hecho, volver a introducirse en el cuerpo produce una sensación extraña, como entrar en algo tosco y pesado. ¡Es tan grato experimentar la libertad de vivir lúcidamente en el Mundo Onírico! (llamadle Mundo Astral si quereis).

De todas formas no es preciso realizar la práctica anterior para viajar lúcidamente por el Mundo Onírico. Si queremos visitar un lugar determinado podemos utilizar esta otra, que es como un juego:

PRACTICA DE DESDOBLAMIENTO ASTRAL CONSCIENTE Nº 2

Mientras os estais durmiendo imaginad vivamente que estais en el lugar que querais visitar. Sentios realmente allí concentrando relajadamente vuestra atención en todas las sensaciones posibles. Por ejemplo: si quisierais ir a las Pirámides de Egipto sentios allí. Sentid la arena, el viento, el calor, el sonido. Moveos con vuestra imaginación como querais: subid por alguna de ellas, tocad las piedras, explorad todos los rincones. Cuando vuestro cuerpo se halla dormido: ESTAREIS ALLÍ.

Sencillo y hermoso ¿no?

PRACTICA DE DESDOBLAMIENTO ASTRAL CONSCIENTE Nº 3

Esta es para las personas que realmente entienden la importancia de su relación con el Mundo Onírico. Justo en el momento de despertarse hay que mantener los ojos cerrados y no moverse. A continuación imaginar vivamente (y relajadamente, no lo olvideis) que estais en el lugar que querais visitar, tal como se describe en la práctica 2. Moveos por ese lugar y no os preocupeis de más. Cuando vuestro cuerpo se duerma otra vez: ESTAREIS ALLÍ.

Está claro que esto no es para los que tienen prisa por ir al trabajo o a la escuela.

Observareis que la clave reside en el sueño y en la lucidez o consciencia.


UNA AYUDITA MÁS PARA ADQUIRIR LUCIDEZ:

Simplemente observad vuestra habitación detenidamente mientras os estais acostando. Pero no la observeis como todos los días sino con si fuese algo nuevo, diferente, maravilloso. Al tiempo que lo haceis repetios muchas veces algo así:

"Ahora me voy a dormir. Si me encuentro en otro lugar o con otras personas es que estoy en el Mundo Onírico. Me daré cuenta, me daré cuenta, me daré cuenta"

Repetidlo muchas veces y muchos días. Pero siempre como si lo hicieseis por primera vez. Os ayudará a ser conscientes en el sueño. Una vez que tomeis consciencia de que vuestro cuerpo está dormido y vosotros en otro lugar... moveos a donde querais. Vivid lo que llamaremos la 4ª experiencia: en el mundo onírico podemos transladarnos a donde queramos instantaneamente y explorar todos los rincones de ese maravilloso mundo.

En realidad todo es más fácil de lo que podais pensar. Pero sólo vale la experiencia propia. Aunque ya se sabe que tenemos una extraña tendencia a complicarlo todo.

En fin... en otras partes de este sitio web encontrareis numerosas claves importantes para vuestra vida. Continuaremos en otra ocasión con más claves e ideas. 


Diferencias entre sueño lúcido y viaje astral, AQUÍ.

REGRESA al recibidor de la PUERTA 5

PULSA AQUÍ para regresar a la Fórmula Cualitativa para hacer un sueño.

O tira para ARRIBA , pillas el Hilo de Ariadna y te plantas en la entrada principal.